Actualizado en 21/06/2013

LENTES DE CONTACTO | Lentillas

El uso de los lentes de contacto (también conocidas como lentillas o pupilentes) ganó mucha popularidad a lo largo de las últimas dos décadas. Se estima que, actualmente, más de 130 millones de personas en todo el mundo los usan frecuentemente.

Los lentes de contacto presentan algunas ventajas en relación a las gafas, como la comodidad para practicar deportes, un mayor campo de visión y el hecho de que son prácticamente imperceptibles, lo que estéticamente acaba siendo muy conveniente.

Los lentes de contacto presentan tres indicaciones básicas:

Corrección visual de grado, sea por miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia.
Cosmética, como en el caso de los lentes de contacto de colores.
Terapéutico, para corrección de algunas enfermedades oculares como queratocono o después de las cirugías.

Lentillas de colores

El uso cosmético de los lentes se ha vuelto muy popular. Algunas personas usan lentes coloridos para cambiar el color de los ojos. Otros usan lentes estilizados para alterar la forma de los ojos, lo cual es muy común en películas y fiestas. En los Estados Unidos, durante la celebración de Halloween, es frecuente que las personas usen este tipo de lentes como parte de sus disfraces.

Los lentes de contacto suelen ser divididos en gelatinosos y rígidos.

Lentes de contacto gelatinosos

Son los lentes de contacto más cómodos y de fácil adaptación, por lo cual son los más vendidos y usados.

Entre los lentes gelatinosos existen varias marcas, compuestos por diversos materiales. Cada uno presenta una tasa propia de oxigenación de la córnea y de la acumulación de detritos. Dependiendo de estas características, el tiempo de uso puede variar mucho:

- Lentes de contacto por un día: deben ser descartados diariamente. Son ideales para personas que usan lentes esporádicamente o que tienen sensibilidad a las soluciones desinfectantes, ya que este tipo de lente dispensa su uso.

- Lentes de contacto por dos semanas: pueden ser usados hasta por 15 días. Se sugiere retirarlos para dormir, pese a que algunos pueden ser usados hasta por seis días sin interrupción.

- Lentes de contacto por un mes: deben ser usados durante el día y retirados por la noche, no obstante, algunas marcas tienen aprobación para el uso sin interrupción por 30 días.

La decisión sobre qué tipo de lente de contacto es el más apropiado es individual y debe tomarse junto al médico oftalmólogo.

Lentes de contacto rígidos gas permeable

Contrario a lo que muchos piensan, los actuales lentes de contacto rígidos son menos nocivos para los ojos. Sin embargo, son más incómodos y exigen más tiempo de adaptación.

Actualmente, menos del 10% de los lentes vendidos son rígidos.

Complicaciones de los lentes de contacto

El uso de lentes de contacto no es un procedimiento superfluo. A pesar de que son bastante seguros, si no se toman las debidas precauciones pueden surgir serios problemas oculares que incluyen infecciones y lesiones irreversibles de la visión. Por más modernos que sean los actuales lentes de contacto, todos causan algún grado de obstrucción en la oxigenación de la córnea, y pueden llevar a la destrucción de sus células si se usan de forma incorrecta.

Recuerde que para nuestro organismo los lentes de contacto no dejan de ser un cuerpo extraño en los ojos durante varias horas por día, varios días por semana. Si no son bien cuidados, acumulan excesos de detritos y proteínas, e incluso pueden infectarse con hongos, bacterias o amebas.

La manipulación de los lentes de contacto sin la debida higiene puede causar infecciones en los ojos, siendo el más común el orzuelo.

Por lo tanto, nunca se debe usar lentes sin la orientación de un oftalmólogo.

Cuidados con sus lentes de contacto

  • Mantenga las manos limpias siempre que vaya a manipular las lentes. Lávelas con jabón neutro, de preferencia.
  •  Al secarse las manos después de lavarlas certifíquese de que no hay restos de toalla en los dedos.
  •  Mantenga las uñas bien cortadas para evitar sucio y lesiones en los ojos a la hora de quitarse o colocarse los lentes de contacto.
  •  Use las soluciones de limpieza del lente de acuerdo a las orientaciones de su oftalmólogo. Varios tipos de lentes necesitan de cuidados higiénicos diferentes.
  •  Antes de colocarse los lentes certifíquese siempre de que no hay daños ni detritos visibles.
  •  Mantenga su estuche de lentes siempre limpio. Lávelo una vez por semana con agua caliente y restriéguelo con un cepillo limpio. No es necesario usar jabón.
  •  Cambie su estuche cada seis meses, por lo menos.
  •  Siempre colóquese los lentes antes de aplicarse el maquillaje para evitar contaminación.
  •  Siempre que sea posible, evite dormir con sus lentes, incluso cuando haya autorización para ello. Durante el sueño, los lentes no tienen ningún uso y usted brindará descanso a sus ojos.
  •  Si surgen señales de infección o irritación, retire los lentes y vaya al oftalmólogo.
  •  Incluso si todo está bien, una consulta anual con el oftalmólogo es siempre adecuada.

Lo que NUNCA se debe hacer respecto a sus lentes de contacto

  • NUNCA use saliva para limpiar sus lentes. Nuestra boca es una de las regiones del cuerpo con mayor concentración de bacterias.
  •  NUNCA lave sus lentes con agua de la pileta o con cualquier producto que no haya sido explícitamente indicado por el oftalmólogo. El uso de agua corriente para la limpieza está asociado a un mayor riesgo de contaminaciones por amebas.
  • NUNCA use los lentes por más tiempo del indicado
  • NUNCA cambie de lentes con sus amigos. Los lentes son personales e intransferibles.
  • NUNCA duerma con sus lentes si no ha sido autorizado para ello. No todos los lentes pueden ser usados durante el sueño.
  • NUNCA reutilice las soluciones de limpieza. Una vez usada, éstas deben ser descartadas del estuche.

Lentes de contacto y colirios

Existen básicamente dos tipo de colirios, aquellos que poseen medicamentos y los que apenas tienen sustancias lubricantes. Cualquier colirio que posea medicamento NO DEBE ser usado en los lentes de contacto, pues pueden dañarlos. Si el uso de colirio con medicamento es necesario, deben de retirarse los lentes, aplicar el colirio y sólo después de veinte minutos se podrán colocarlos lentes de contacto nuevamente.

Entre los colirios que son apenas lubricantes y que pueden ser usados con lentes de contacto, citamos:

- Lacrifilm
- Systane
- Fresh Tears
- Refresh
- Genteal
- Ecofilm


Incomodidades relacionadas a los lentes de contacto

Los lentes de contacto deben pasar desapercibidos por el paciente. Si el lente está dejando los ojos rojos, la visión borrosa o producen dolor, interrumpa su uso y visite a su oftalmólogo. Usted podría estar desarrollando una úlcera de córnea.

Un lente que causa ardor en los ojos inmediatamente después de ser colocado puede estar sucio o con residuos de productos de limpieza, sean líquidos propios para lentes o incluso resto de jabón en los dedos.

Si usted coloca el lente de contacto y después de un tiempo nota su presencia, con sensación de un cuerpo extraño en los ojos, probablemente es necesaria una prescripción personalizada. Los lentes son hechos con tamaños y curvaturas estándar, que pueden no ser las más indicadas en su caso.

Si siente mucha picazón en los ojos con los lentes, puede ser alergia a algún componente del lente de contacto o a otros productos de limpieza.

Otra queja común es la incomodidad que surge al final del día. Esto puede deberse a la baja oxigenación de la córnea después de varias horas con los lentes de contacto. Muchas veces el cambio del tipo de lente ayuda.
El hecho es que lo lentes deben ser siempre cómodos. Si usted siente incomodidad, no fuerce su uso. Acuda a su oftalmólogo y explique el tipo de molestia que está ocurriendo.

Lentes de contacto para la vista cansada

Pacientes con presbicia, la famosa vista cansada que surge con el paso de los años, también pueden continuar usando lentes de contacto. No obstante, algunas adaptaciones son necesarias. La más simple consiste en continuar usando los lentes para ver de lejos y usar gafas para leer de cerca.

Quien no desee usar gafas, tiene tres opciones:

- Usar un lente de contacto para ver de cerca en un ojo y otro para ver de lejos en el otro. Puede parecer extraño, pero esta opción funciona muy bien. Este método es llamado de monovisión.

- Usar lentes de contacto bifocal. Todavía, lo que en la teoría sería una solución ideal, en la práctica es una opción ante la cual varios pacientes no se adaptan. La mayoría acaba prefiriendo usar el método de monovisión descrito arriba.

-Usar un lente para ver de lejos en un ojo y lente bifocal en el otro ojo.

Este texto fue traducido por Carlos Ordóñez.
Versión en portugués: LENTES DE CONTATO | Tipos, cuidados e complicações