Actualizado en 20/06/2013

VARICOCELE | Síntomas y tratamiento

El varicocele es causado por la dilatación de las venas que drenan la sangre de los testículos. Podemos decir que son várices de las venas testiculares. Es un problema tan común que acomete hasta el 15% de la población adulta joven, siendo el pico de incidencia entre los 15 y 25 años.

La mayoría de las veces el varicocele surge en el lado izquierdo de la bolsa escrotal, afectando el testículo izquierdo. Existe una explicación muy simple para tal hecho.

Varicocele

Vea en la figura de abajo cómo existen diferencias entre las venas testiculares de la izquierda y la derecha. Mientras la vena derecha desemboca en la llamada vena cava (la vena de mayor calibre de nuestro cuerpo) en un ángulo de 45º, la vena testicular izquierda drena hacia la vena renal izquierda, de menor calibre y con una angulación de 90º, lo cual dificulta el flujo de la sangre.

Recuerde que las arterias son los vasos que llevan la sangre hacia los órganos y las venas son las que traen la sangre de vuelta al corazón. Cuando el drenaje venoso no se lleva a cabo correctamente, la sangre acaba por quedar estancada.

Por lo tanto, el varicocele es una insuficiencia en el drenaje de sangre del testículo, que lleva al estancamiento sanguíneo y al aumento del volumen de las venas. Como ya se ha dicho, no es más que una várice.

Existe una gradación del varicocele.

Grado I – varicocele pequeño y palpable apenas aumentando la presión abdominal (toser o soplar contra una resistencia).
Grado II – varicocele medio y palpable.
Grado III – varicocele grande, no sólo palpable sino también visible.

Varicocele
  Varicocele. Haga clic en la imagen para verla más grande.
Nota: la imagen arriba puede ser considerada como ofensiva para algunas personas.

Síntomas del varicocele

La mayoría de las veces el varicocele es asintomático. Cuando hay síntomas, lo más común es el dolor testicular y una sensación de peso en el saco escrotal, que empeora cuando estamos de pie y se alivia al acostarnos (lea: DOLOR DE TESTÍCULOS). Eso tiene sentido, ya que cuando nos acostamos la sangre no necesita vencer la gravedad para volver al corazón y de esta manera el drenaje se torna más fácil.

Pero el dolor no es el peor problema del varicocele, y sí el riesgo de infertilidad. Al tocarnos el saco escrotal, podemos notar que no tiene una temperatura más baja que el resto del cuerpo. Si ustedes prestan atención, los testículos son órganos que están fuera del cuerpo. Esto ocurre porque los mismos funcionan mejor en temperaturas más bajas que la de nuestro organismo. Cuando ocurre el varicocele, ese estancamiento de sangre en el saco escrotal aumenta la temperatura del mismo, causando estrés en ambos testículos. El resultado final es una caída de la tasa de espermatozoides (oligospermia) y gran disminución en su movilidad, llevando así a la infertilidad.

Varicocele
Varicocele. Haga clic en la imagen para verla más grande.
Nota: la imagen arriba puede ser considerada como ofensiva para algunas personas.

Cuando la varicocele se inicia después de 40 años es importante investigar la presencia de una neoplasia intra-abdominal que pueda estar comprimiendo la vena testicular y causando la dilatación.

El diagnóstico del varicocele se realiza a través del examen físico y es confirmado por un ultrasonido, que puede también, si es necesario, evaluar la presencia de masas abdominales.

Tratamiento del varicocele

El tratamiento es indicado en aquellos que presentan síntomas, infertilidad o señales de atrofia del testículo.

Existen tres opciones:

Cirugía abierta: la cirugía abierta es un procedimiento simple, normalmente realizado con anestesia general (en algunos casos con anestesia local). Dura 45 minutos y el paciente suele estar de alta al día siguiente.

Debido al edema, se indica el uso de un apoyo para el saco escrotal durante algunos días. El paciente debe evitar esfuerzo físico durante dos o cuatro semanas. Relaciones sexuales sólo después de diez días.

Cirugía laparoscópica: es menos usada, pues en este caso posee tiempo operatorio mayor y el alta hospitalaria suele demorar 48 horas. La única ventaja es una incisión menor.

Embolización del varicocele: es un procedimiento no quirúrgico, semejante a un cateterismo. No es necesaria la anestesia general (en la mayoría de los casos apenas sedación) y el procedimiento dura apenas una hora y media.

Este texto fue traducido por Carlos Ordóñez.
Versión en portugués: VARICOCELE | Sintomas e tratamento