Actualizado en 24/06/2013

BIOPSIA DE PRÓSTATA

La biopsia de próstata es un procedimiento en el que el urólogo obtiene muestras del tejido prostático con el propósito de intentar identificar células cancerígenas. En este texto vamos a explicar cómo se lleva a cabo la biopsia de próstata, cuáles son sus indicaciones y posibles complicaciones.

¿Qué es una biopsia?

La biopsia es un procedimiento médico en el que una pequeña muestra de tejido es retirada de un órgano de un ser vivo para evaluación microscópica en busca de enfermedades. La biopsia de próstata se hace, por lo tanto, retirando una pequeña muestra de la próstata para posterior evaluación en un microscopio por un médico patólogo en busca de células tumorales.

Indicaciones de la biopsia de próstata

Habitualmente, la biopsia de próstata es indicada cuando el urólogo sospecha la presencia de un cáncer de próstata después de una evaluación clínica y de laboratorio inicial. Los principales datos que llevan al urólogo a indicar una biopsia son: un examen de PSA aumentado, un tacto rectal que identifique tumoración o irregularidades de la próstata o un ultrasonido que detecte un nódulo sospechoso.

Si usted quiere saber más sobre el cáncer de próstata y su investigación, sugerimos la lectura de: CÁNCER DE PRÓSTATA | Síntomas y tratamiento.

Cómo se hace la biopsia de próstata

La forma más común de realizar una biopsia de la próstata es por vía transrectal, es decir, a través del ano/recto. La biopsia transrectal es un procedimiento y apenas con anestesia local. El procedimiento se lleva a cabo con el paciente acostado de lado y con las rodillas y la cadera flexionadas.

El urólogo insiere a través del ano una sonda de ultrasonido, semejante a la sonda usada en la ultrasonografía transrectal de la próstata, con la diferencia de que también va acoplada una aguja de biopsia (vea la ilustración de abajo mientras lee este texto). No se asuste, pues la aguja permanece el tiempo entero «escondida», siendo exteriorizada apenas al momento de obtener las muestras de tejido. El examen, cuando se hace con anestesia, es prácticamente indoloro, no obstante, aún así puede ser un poco incómodo para personas ansiosas.

Biopsia de la próstata
Biopsia de la próstata

Con el ultrasonido, el médico logra identificar la próstata y la localización del (los) nódulo(s) sospechoso(s), insiriendo la aguja en el punto exacto para la colecta de material. Además de los lugares sospechosos identificados por el ultrasonido, el urólogo también suele tomar por lo menos 6 muestras más difusas en el tejido prostático para aumentar la probabilidad de obtener una muestra positiva. Cuanto mayor sea el volumen de la próstata, más muestras pueden ser obtenidas.

Normalmente, el procedimiento no dura más de 10 minutos y el paciente puede irse a casa de inmediato. El resultado suele demorar una semana para estar listo.

Eventualmente el paciente puede tener un cáncer de próstata y no ser identificado por la biopsia. Si el tumor no es muy grande, puede que la aguja no lo alcance, de modo que apenas se obtendrían muestras de tejido prostático sano. Si el cuadro clínico sugiere (mucho) cáncer y la biopsia alcanza apenas tejido saludable, el urólogo puede optar por repetirla. Cuando la biopsia es repetida, el médico puede decidirse por la llamada biopsia de saturación, cuando se obtienen entre 12-24 muestras de la próstata. De este modo, la posibilidad de alcanzar un área afectada por células malignas se torna mayor.

La biopsia de la próstata también puede llevarse acabo por la vía transuretral (por la uretra, canal del pene) o transperineal (por el perineo, región entre el ano y el saco escrotal). Esas dos vías, sin embargo, son usadas, por lo general, apenas en casos especiales.

Cuidados antes de la biopsia de próstata

La biopsia de la próstata aumenta el riesgo de infección urinaria, por eso, es común que el urólogo solicite un cultivo de orina antes de la biopsia para no hacerla en caso de que el paciente presente bacterias en la orina. Si el cultivo de orina fuese positivo, el paciente debe antes hacer un tratamiento con antibióticos por 5-7 días para esterilizar la orina. Incluso si el cultivo de orina es negativo se recomienda el uso de por lo menos un comprimido de antibiótico, generalmente 500mg-100mg de ciprofloxacino, una hora antes del procedimiento. También es común la prescripción de antibióticos por algunos días después de la biopsia.

Algunos urólogos indican el lavado intestinal con un enema para ser realizado en casa el día del procedimiento. Esta opción no es esencial y no todos los médicos la indican.

Un ayuno de al menos 4 horas es indicado.

La biopsia es un procedimiento que sangra, los pacientes no deben estar tomando drogas que inhiban la coagulación. Si usted toma medicamentos como Clopidogrel, Ticlopidina, Aspirina, antiinflamatorios o Varfarina, avise a su médico, pues la mayoría de los urólogos prefiere suspender estos medicamentos días antes de la biopsia.

Si el paciente presenta una próstata grande y dificultades para orinar, el médico suele pasar una sonda vesical para impedir que el edema de la próstata, después de la biopsia, obstruya totalmente el paso de la orina.

Cuidados después de la biopsia de próstata

Después de la biopsia, el paciente puede irse a casa. Se sugiere evitar actividades físicas, incluyendo actividad sexual, hasta el día siguiente. Como algunos médicos optan por una sedación leve antes de la biopsia, no es indicado conducir el coche después del procedimiento.

Es normal que haya un poco de dolor en la región pélvica y una pequeña pérdida de sangre por el ano. También son comunes la presencia de una pequeña cantidad de sangre en la orina y en el esperma por algunos días. Otro hallazgo que no debe preocupar es el cambio de color del esperma por algunas semanas, quedando éste generalmente más claro.

Si el sangramiento urinario o rectal fuese de gran cantidad o persistiese por más de tres días, debe consultarse con el médico. Otra señal de complicación es la retención urinaria. Si después de la biopsia el paciente tuviese ganas de orinar, sin conseguirlo, se debe contactar con el urólogo. Un dolor que se agrava en lugar de mejorar con el paso de los días o la presencia de fiebre también son señales de posibles complicaciones.

Este texto fue traducido por Carlos Ordóñez.
Versión en portugués: BIÓPSIA DA PRÓSTATA | Indicações e complicações