14 SÍNTOMAS DEL CÁNCER | Parte 2

El cáncer es una grave enfermedad que surge cuando alguna célula de nuestro organismo sufre una mutación, pierde sus características naturales y pasa a multiplicarse de forma desordenada, invadiendo órganos y vasos sanguíneos.

Esta es la segunda parte del artículo sobre síntomas del cáncer. La primera parte puede ser leída en este enlace: 14 SÍNTOMAS DEL CÁNCER | Parte 1

Señales y síntomas del cáncer – Parte 2

Síntomas del cáncer #8 – Pérdida de peso no intencional

Hay varios mecanismos responsables por la pérdida de peso en pacientes con cáncer. La anorexia y la pérdida de peso están presentes en más del 50% de los pacientes con cáncer en el momento del diagnóstico. Hasta un 35% de los pacientes con adelgazamiento sin causa aparente tienen cáncer.

El cáncer suele causar pérdida del apetito, pero el paciente puede perder peso y masa muscular sin que exista, aún, una gran reducción en su ingestión de calorías. Es decir, el paciente con cáncer adelgaza incluso si mantiene una buena ingestión de alimentos. Esta pérdida de peso ocurre por la producción de sustancias por el tejido tumoral que lleva al consumo de masa muscular y grasa. En las fases más avanzadas, el paciente con cáncer pierde el apetito y el adelgazamiento se vuelve cada más vez más evidente.

Además de la anorexia y de la acción directa de sustancias producidas por el tumor, existen también otros factores asociados a la pérdida de peso en el caso de cáncer, incluyendo dolor, distención abdominal, náuseas, vómitos, infecciones, dificultad para tragar, saciedad precoz, mala absorción de alimentos o efectos adversos de la quimioterapia o radioterapia.

Cuando el paciente presenta pérdida de peso, el cáncer causa algún otro tipo de síntoma, lo cual ayuda en su diagnóstico. En estos casos, el tumor suele ser fácilmente identificable después de una simple investigación por parte de los médicos.

Síntomas del cáncer #9 – Disfagia (dificultad para tragar)

La dificultad para tragar recibe el nombre de disfagia; es un síntoma común del cáncer de esófago.

Cáncer de esófago

La disfagia generalmente es progresiva. Inicialmente, el paciente comienza a notar que algunos alimentos más sólidos parecen quedar transitoriamente impactados en el esófago. Con el tiempo, esto comienza a incomodar más y el paciente involuntariamente da preferencia a alimentos más pastosos. En fases avanzadas, apenas se puede ingerir líquidos.

Además de la dificultad para tragar alimentos sólidos, el paciente también suele presentar episodios de asfixia y sensación de quemazón en el pecho. La presencia de reflujo gastroesofágico es un factor de riesgo para el cáncer de esófago (lea: REFLUJO GASTROESOFÁGICO | Síntomas).

Además del cáncer, existen otras enfermedades que pueden causar disfagia, entre ellas: lesiones neurológicas, reflujo gastroesofágico, acalasia, esclerodermia, entre otras.

Síntomas del cáncer #10 – Sangre en la orina

La presencia de sangre en la orina, llamada de hematuria, es una señal de que hay alguna lesión del tracto urinario, afectando generalmente riñones, uréteres, vejiga o uretra.

Muchas veces, la hematuria es microscópica, sólo siendo identificada a través de exámenes de orina (lea: ANÁLISIS DE ORINA | Examen de orina). Cuando la presencia de sangre en la orina es visible, damos el nombre de hematuria macroscópica. Los cánceres de vejiga o de riñón suelen causar hematuria visible, dejando la orina enrojecida.

Varias enfermedades pueden causar sangre en la orina, como infección urinaria, cálculo renal, glomerulonefritis, etc. El cáncer no suele ser la primera hipótesis diagnóstica en la mayoría de los casos, no obstante, debe ser considerado cuando el paciente presenta también las siguientes características:

Mayor de 40 años.
Fumador.
Gran cantidad de sangre en la orina.
Historial de uso prolongado de analgésicos.
Historial de radiación en la región pélvica.
Historial de contacto prolongado con tinta.
Hablamos con más detalles de la hematuria en este artículo: HEMATURIA / ORINA CON SANGRE.

Síntomas del cáncer #11 – Aumento de los linfonodos

El aumento de los linfonodos (conocidos también como ganglios), sea de forma generalizada o apenas en una región del cuerpo, puede también ser una señal de cáncer. La principal causa de la aparición de ganglios palpables son las infecciones. Algunas causan aumento generalizado de los ganglios, como tuberculosis, sífilis, mononucleosis, VIH… otras infecciones causan aumento localizado, como ganglios en el cuello en el caso de amigdalitis.

Cuando no hay una causa infecciosa obvia para el aumento de los linfonodos, el origen puede ser un cáncer. La neoplasia que más causa linfonodos difusamente es el linfoma (el texto sobre LINFOMA será escrito próximamente). Algunos cánceres también causan linfonodos localizados, como los ganglios en la axila en el caso del cáncer de mama, o ganglios en el cuello en el caso de tumores de la cara y la cabeza.

Los linfonodos en la región del codo, axila o clavícula son los más asociados a la presencia de un cáncer y deben ser evaluados por un médico lo más pronto posible. Los ganglios en la región de la ingle suelen ser benignos, generalmente causado por enfermedades de transmisión sexual o heridas de depilación. No obstante, cánceres de útero, ovario, ano o pene pueden provocar el aumento de linfonodos en esta región.

Los linfonodos de origen maligno suelen ser duros y bien adheridos a los planos profundos de la piel. Los linfonodos de origen infeccioso tienen consistencia más elástica y son dolorosos. La fiebre puede estar siempre en ambos casos, pero suele ser alta en las infecciones y baja en las neoplasias malignas.

Síntomas del cáncer #12 – Ronquera

El surgimiento de ronquera es una señal de lesión de las cuerdas vocales. Es común en personas que abusan de la voz o después de cuadros de laringitis. Los cantantes pueden desarrollar nódulos en las cuerdas vocales que provocan alteración de la voz. Los pacientes con reflujo gastroesofágico grave también tienen riesgos de desarrollar ronquera.

El cáncer en la región de la laringe puede afectar a las cuerdas y provocar ronquera. El cigarro y el alcohol son los dos principales factores de riesgo para este cáncer. La presencia de dolor de garganta, ronquera, dificultad para tragar y adelgazamiento son señales que hablan a favor de un tumor en la región del cuello, principalmente en fumadores de hace mucho tiempo.

Síntomas del cáncer #13 – Anemia

La anemia es una señal muy común del cáncer y puede ocurrir en cualquier tipo de tumor. Las células tumorales suelen producir sustancias que actúan en la médula ósea, inhibiendo la producción de hematíes (glóbulos rojos), lo que conduce a la anemia.

La anemia también puede ser provocada por la pérdida de sangre, como en los casos de cáncer del intestino y del estómago. Estos tumores suelen causar sangrados que pueden provocar anemias por carencia de hierro (en las próximas semanas será escrito el texto sobre ANEMIA FERROPRIVA/ Carencia de hierro). No siempre hay sangre visible en las heces. La pérdida de sangre puede ser pequeña, sin embargo constante, llevando al paciente a un estado anémico sin que el origen sea obvio.

Hablaremos más sobre las causas de la anemia en un texto que será escrito en las próximas semanas.

Síntomas del cáncer #14 – Alteraciones en los testículos

El cáncer de testículo es poco común en la población general, no obstante es el tumor maligno más común en hombres entre 15 y 35 años, un grupo que no suele presentar neoplasias malignas.

El hallazgo más común en el cáncer de testículo es la presencia de una masa en el saco escrotal, que puede ser dolorosa o no, asociada a la sensación de peso y a un testículo más endurecido.

El dolor en el testículo no es de los síntomas más comunes en el cáncer, siendo la presencia de una masa palpable una señal que merece más preocupación. Para leer sobre las casusas de dolor en los testículos: DOLOR DE TESTÍCULOS.

Así como hacen las mujeres en el autoexamen de las mamas, todo hombre debe hacerse una evaluación periódica de su saco escrotal, en busca de masas palpables o alteraciones en la consistencia de sus testículos. El cáncer de testículo tiene actualmente una elevada posibilidad de curación, arriba del 90% en las fases iniciales. Por lo tanto, cualquier alteración debe ser inmediatamente evaluada por un médico urólogo.

Este texto fue traducido por Carlos Ordóñez.
Versión en portugués: 14 SINTOMAS DE CÂNCER | Parte 2