Actualizado en 14/06/2013

ELECTROCARDIOGRAMA (ECG)

Pese a la continua renovación de las tecnologías utilizadas para la realización de diagnósticos médicos, el electrocardiograma (ECG), disponible desde inicios del siglo pasado, aún tiene un papel central en la investigación de varias enfermedades cardiacas.

El ECG es un examen complementario importante para la interpretación del ritmo cardiaco y para la detección de isquemia del corazón. El electrocardiograma es también de gran valor en la evaluación de otros tipos de anormalidades cardiacas, incluyendo enfermedades de las válvulas cardiacas, cardiomiopatía, pericarditis y secuelas cardiacas de la hipertensión arterial.

En este texto intentaremos explicar el ECG para el público en general. Nuestro objetivo, obviamente, no es enseñarle a nadie a interpretar un electrocardiograma, ni agotar el asunto, incluso porque es muy complejo para ser abordado en un único texto.

El artículo abordará los siguientes puntos sobre el electrocardiograma:

  • Para qué sirve el ECG.
  • Cómo se realiza el ECG.
  • Cómo funciona el ECG.
  • Cómo funciona la actividad eléctrica cardiaca.
  • Cómo es el trazo básico del electrocardiograma.
  • ECG normal.
  • Alteraciones más comunes del electrocardiograma.
  • Papel del electrocardiograma en el infarto.

Hablaremos apenas del ECG realizado en reposo. El electrocardiograma realizado durante el ejercicio, llamado test de esfuerzo, será abordado en un artículo aparte.

¿Qué es el electrocardiograma?

El electrocardiograma es un examen que detecta la actividad eléctrica de nuestro corazón. Podemos decir que nuestro corazón es un órgano movido por electricidad. Cada latido, cada contracción del músculo cardiaco, cada movimiento de las válvulas del corazón son comandados por pequeños impulsos eléctricos generados en el propio corazón (explicaré más detalles enseguida).

Gracias al ECG podemos identificar los padrones normales de transmisión y generación de estos impulsos eléctricos. Las anomalías en la actividad eléctrica cardiaca son señales claras de que hay problemas con nuestro corazón.

El electrocardiograma es un examen más indicado para evaluar arritmias cardiacas y para la investigación inicial de isquemias cardiacas.

¿El electrocardiograma sirve para tratar alguna enfermedad?

No. El ECG es apenas un examen. No trata ninguna enfermedad o síntoma. De la misma manera en que un paciente con neumonía no mejora al hacer una radiografía del tórax, el paciente con problemas cardiacos no sufre ninguna alteración al hacer el electrocardiograma.

¿Cómo se realiza el electrocardiograma?

electrocardiograma

El electrocardiograma en reposo se realiza con el paciente acostado y con el tronco desnudo. Lo ideal es que el paciente no haya hecho ningún tipo de esfuerzo en los últimos 10 minutos, ni haya fumado en los últimos 30 minutos que anteceden al examen.

Cuatro electrodos son fijados en los miembros y seis más fijados al pecho a través de adhesivos, como en la ilustración que se m

uestra al lado. Habitualmente, se usa un poco de gel entre cada electrodo y la piel para aumentar la conducción eléctrica.

En algunos casos, los 6 adhesivos con electrodos fijados al tórax son sustituidos por peras de goma con una base metálica. Esta base metálica se fija en la piel una vez que apretamos la pera de goma, es decir, se realiza una succión de aire que deja la piel adherida a la base metálica.

Después de la correcta colocación de los electrodos en el paciente, los mismos son conectados a la máquina que hará la lectura de la actividad eléctrica del corazón.

No se asuste, no hay ningún riesgo de que usted reciba un choque durante el examen. El electrocardiograma no presenta ningún riesgo para la salud; lo peor que puede suceder es que usted tenga una discreta alergia en el lugar de los adhesivos.

Si el paciente tiene muchos pelos en el pecho, es posible que sea necesario rasurarlo antes, para que los electrodos puedan ser fijados.

El examen es muy rápido. Una vez listo, el resultado sale en cuestión de segundos. La máquina capta las señales eléctricas del corazón e imprime un trazado en un papel cuadriculado.

Actividad eléctrica del corazón

Para entender un poco los resultados del electrocardiograma, necesitamos antes saber cómo se da la generación y la propagac

ión de los impulsos eléctricos en el corazón. La explicación abajo puede parecer confusa, pero es importante para entender conceptos, como «ritmo sinusual», «alteraciones en la repolarización ventricular», «bloqueo de rama», frecuentemente relatados en los laudos de los ECG.

El estímulo eléctrico nace en el propio corazón, en una región llamada de nodo sinusal, localizada en el ápice del atrio izquierdo. El nodo sinusal produce continuamente y de modo regular impulsos eléctricos que se propagan por todo el corazón, induciendo la contracción de los músculos cardiacos.

Los impulsos eléctricos al distribuirse por todo el músculo cardiaco inducen a la entrada de iones de calcio en las células del corazón, un proceso llamado de despolarización eléctrica. La despolarización estimula la contracción del músculo. Después de la contracción, grandes cantidades del ion potasio salen de las células, en un proceso llamado de repolarización, que prepara las células musculares para una nueva despolarización. Mientras no haya repolarización, la célula muscular no se contraerá nuevamente, por más que reciba estímulos eléctricos.

Actividad elétcrica cardíaca
Vea la animación al lado. La actividad eléctrica normal nace en el nodo sinusal, despolariza primero el atrio derecho y después el atrio izquierdo. Después de pasar por los atrios, el impulso eléctrico llega al nodo atrioventricular, en la división entre los atrios y el ventrículo. En este momento, el impulso sufre un pequeño retardo, que sirve para que los atrios se contraigan antes de los ventrículos. En el nodo atrioventricular, después de algunos milisegundos de espera, el impulso eléctrico es transmitido hacia los dos ventrículos, de manera que sus células se despolaricen, causando la contracción cardiaca y el bombeo de sangre por el corazón. El impulso eléctrico demora 0,19 segundos para recorrer todo el corazón.

Trazado básico del ECG

Vamos a hablar apenas de lo básico, tratando de abordar aquello que más aparece en los laudos de los electrocardiogramas.
Trazado del ECG

Acompañe la lectura con la figura de al lado. El trazado del electrocardiograma está compuesto básicamente por 5 elementos: onda P, intervalo PR, complejo QRS, segmento ST y onda T. A saber:

  • La onda P es el trazo que corresponde a la despolarización de los atrios (contracción de los atrios).
  • El intervalo PR es el tiempo entre el inicio de la despolarización de los atrios de los ventrículos.
  • El complejo QRS es la despolarización de los ventrículos (contracción de los ventrículos).
  • El segmento ST es el tiempo entre el fin de la despolarización y el inicio de la repolarización de los ventrículos.
  • La onda T es la repolarización de los ventrículos, que pasan a ser aptos para la nueva contracción.

Cada latido cardiaco está compuesto por una onda P, un complejo QRS y una onda T.

Nota 1: la repolarización de los atrios ocurre al mismo tiempo de la despolarización de los ventrículos, por eso no aparece en el ECG, quedando encubierta por el complejo QRS.

Nota 2: el complejo QRS puede tener varias apariencias, dependiendo de la derivación en que es visualizado.

Derivaciones del ECG

Todo ese recorrido del impulso eléctrico es captado e interpretado por el electrocardiograma a través de trazados. Las varias posiciones de los electrodos son usadas para captar diferentes ángulos del corazón, como si fuesen varias cámaras volteadas hacia cada una de las partes del órgano.

El ECG habitual posee 12 derivaciones, que son como 12 ángulos diferentes que acompañan simultáneamente la propagación de la actividad eléctrica. Estas 12 derivaciones cubren buena parte del tejido cardiaco. Son llamadas de D1, D2, D3, aVR, aVL, aVF, V1, V2, V3, V4, V5 y V6.

Ejemplos: la pared inferior del ventrículo puede ser evaluada por las derivaciones D2, D3 y aVF; la pared anterior por V1 a V4 y la pared lateral alta por D1 y aVL. Por lo tanto, una alteración de la conducción eléctrica que se repite en las derivaciones D2, D3 y aVF, por ejemplo, indica algún problema en la región inferior del ventrículo.

Resultados del electrocardiograma

Es imposible explicar todas las alteraciones posibles de un ECG. No obstante, podemos indicar cuáles son los valores normales y las alteraciones más comunes.

Un electrocardiograma normal presenta las siguientes informaciones:

  • Frecuencia cardiaca entre 60 – 100 latidos por minuto.
  • Onda P presente, indicando ritmo sinusal. La onda P normal suele tener menos de 0,12 segundos de duración.
  • Intervalo PR tiene duración entre 0,12 y 0,20 segundos.
  • Complejo QRS tiene duración entre 0,06 y 0,10 segundos.
  • Complejo QRS tiene duración entre 0,06 y 0,10 segundos.
  • Eje eléctrico normal situado entre -30º y 90º.

Alteraciones comunes en el ECG

1. Bloqueos de rama

Bloqueo de rama izquierda (BRI): significa que la conducción eléctrica está comprometida en la rama nerviosa que conduce el impulso eléctrico hacia el ventrículo izquierdo.

La rama izquierda se bifurca en rama anterior izquierda y rama posterior izquierda. Por ello, si apenas una parte de la rama estuviese comprometida, son posibles también los diagnósticos de hemibloqueo anterior izquierdo (HBAI) o heimbloqueo posterior izquierdo (HBPE).

Bloqueo de rama derecha (BRD): significa que la conducción eléctrica está comprometida en la rama que conduce el impulso eléctrico hacia el ventrículo derecho. La rama derecha no se bifurca, por lo tanto sólo existe un tipo de BRD.

Hemibloqueo anterior izquierdo (HBAI) + Bloqueo de rama derecha (BRD): es una situación que significa que la transmisión de los impulsos eléctricos hacia el ventrículo está siendo realizada apenas por la mitad de la rama izquierda (apenas por la rama posterior izquierda). Este es un paciente que está cerca de perder la conducción eléctrica hacia los ventrículos.

Los bloqueos de rama son comunes en pacientes con enfermedad isquémica cardiaca. Generalmente ocurren en personas que ya tuvieron infarto y/o que tengan insuficiencia cardiaca (lea: INFARTO DE MIOCARDIO | Causas y Prevención).

2. Desvío del eje eléctrico

El eje eléctrico normal varía entre -30º y 90º.

Si el eje estuviese entre -30º y 90º diremos que hay un desvío del eje hacia la izquierda. Las principales causas son el BRD, hipertrofia del ventrículo izquierdo, enfisema pulmonar, síndrome de Wolff-Parkinson-White e infarto previo. El desvío hacia la izquierda puede ocurrir también en personas sanas.

Si el eje eléctrico estuviese entre 90º y 180º, hay un desvío del eje hacia la derecha. Las principales causas son el BRI, el infarto previo y la hipertrofia del ventrículo derecho. Así como el desvío hacia la izquierda, el desvío hacia la derecha también puede surgir en personas sin enfermedades del corazón.

3. Arritmia sinusal

Pese a que el término «arritmia» puede asustar, la arritmia sinusal es una condición benigna que ocurre frecuentemente en jóvenes. Generalmente es una alteración del ritmo cardiaco provocada por la respiración. Como es sinusal, indica que a pesar de tener un ritmo irregular, el impulso eléctrico está siendo generado correctamente por el nodo sinusal. Es una alteración que suele desaparecer con el tiempo.

4. Extrasístoles

Extrasístoles son latidos cardiacos aislados fuera del ritmo. En estos casos el corazón late regularmente, pero de repente surge un latido aislado inesperado. La extrasístole es llamada supraventricular si el foco de este latido anómalo surge en algún punto del atrio (fuera del nodo sinusal) y extrasístole ventricular si el foco anómalo surge en algún punto del ventrículo.

Las extrasístoles aisladas suelen no tener ningún significado clínico. Si fuesen frecuentes, pueden causar sensación de palpitación. En estos casos, la causa deberá investigarse.

5. Alteraciones en la repolarización ventricular

Alteración de la repolarización ventricular es un hallazgo relativamente común. Son alteraciones en la onda T del electrocardiograma y pueden estar presentes en el caso de hipertensión arterial, estenosis de la válvula aórtica o en la isquemia cardiaca.

No obstante, cuando el laudo viene descrito como alteraciones inespecíficas en la repolarización ventricular, generalmente el cuadro no tiene significado clínico. Las alteraciones de la onda T que sugieren enfermedad cardiaca tienen una apariencia característica que permite distinguirlas de las alteraciones inespecíficas, sin valor clínico.

6. Fibrilación atrial

Las fibrilación atrial (FA) es una arritmia común, principalmente en los ancianos. La FA es un ritmo no sinusal, donde ocurre una generación caótica de estímulos eléctricos por todo el atrio, lo cual hace que los mismos no consigan contraerse. El atrio queda temblando, como si estuviese en convulsión. Como existe el nodo atrioventricular, esos impulsos caóticos son abortados antes de llegar al ventrículo. Por lo tanto, el paciente no presenta onda P, el ritmo cardiaco es irregular, pero el QRS es normal.

7. Hipertrofia ventricular izquierda (HVI)

También llamada de sobrecarga ventricular izquierda, la HVI es un aumento de la masa muscular del ventrículo izquierdo provocado por el esfuerzo del corazón en bombear sangre en los pacientes con hipertensión arterial (lea: HIPERTENSIÓN ARTERIAL).

La hipertrofia ventricular izquierda suele tener como señales el aumento de la amplitud del complejo QRS, una alteración de la onda T y desvío del eje eléctrico hacia la izquierda.

Papel del electrocardiograma en el infarto del miocardio

El electrocardiograma, por ser barato y de fácil acceso, es el primer examen realizado en los pacientes que se presentan con quejas de dolor en el pecho. Hay varios hallazgos que pueden indicar una enfermedad isquémica, entre ellos, elevación del segmento ST (supradesnivel del segmento ST), reducción del segmento ST (infradesnivel del segmento ST), ondas T invertidas u ondas T picudas.

La señal más clásica del infarto, por medio del electrocardiograma, es el supradesnivelamiento del segmento ST, llamado infarto supra. No obstante, es importante destacar que no todo infarto se presenta con hallazgos en el ECG. Un electrocardiograma normal no es suficiente para descartar un infarto. Si el paciente tiene dolor en el pecho y, principalmente, si tiene factores de riesgo, como edad arriba de los 50 años, obesidad, diabetes, hipertensión, tabaquismo, etc., se deben realizar análisis de sangre (generalmente medición de la troponina) para investigar mejor un posible cuadro de infarto.

Conclusión

El electrocardiograma, así como cualquier medio diagnóstico complementario, debe ser encarado como apenas una pieza en el rompecabezas de un diagnóstico. No se completa un rompecabezas con apenas una pieza. El ECG debe ser interpretado por un médico que tenga experiencia con el examen, llevando siempre en consideración otros datos como historial clínico, síntomas, examen físico, análisis de laboratorio y otros exámenes complementarios.

Este texto fue traducido por Carlos Ordóñez.
Versión en portugués: EXAME ELETROCARDIOGRAMA (ECG)