Actualizado en 24/11/2013

EMBARAZO PSICOLÓGICO | PSEUDOCIESIS

La pseudociesis, conocida popularmente como embarazo psicológico, embarazo utópico, embarazo imaginario, falso embarazo o síndrome de Rapunzel, es un síndrome raro en el cual una mujer, que no está embarazada, no sólo cree que está esperando un bebé sino también pasa a presentar síntomas típicos de un embarazo, incluyendo ausencia de menstruación y aumento del volumen abdominal.

En este artículo vamos a comentar los siguientes puntos sobre el embarazo psicológico:

  • Incidencia en la población.
  • Causas de pseudociesis.
  • Síntomas del embarazo psicológico.
  • Diagnóstico del embarazo psicológico .
  • Tratamiento de la pseudociesis.

Incidencia del embarazo psicológico en la población

El embarazo psicológico es una condición que afecta a las mujeres de todas las etnias, regiones y clases sociales. La pseudociesis es más común en mujeres casadas y con edades entre 20 y 40 años, pero existen casos descritos de falso embarazo en niños y mujeres más viejas, inclusive después de la menopausia.

El embarazo psicológico es un tema muy explorado en películas, culebrones y libros, pero su real incidencia es muy baja. Solamente 1 en cada 22.000 embarazos es utópico, o sea, solamente un 0,005% de las mujeres embarazadas tienen, de verdad, pseudociesis.

Causas de pseudociesis

La pseudociesis es un síndrome que ya se conoce hace varios siglos. Su incidencia ya fue mayor, pero se cree que el cambio del papel de la mujer en la sociedad haya sido responsable del descenso en los casos de embarazo psicológico. Durante muchos siglos se veía la mujer, exclusivamente, como madre, siendo considerada inútil si no fuese capaz de generar una familia. Actualmente, las mujeres tienen otras responsabilidades y deseos, además de ser madres. Además de eso, los avances tecnológicos posibilitan que muchas mujeres con problemas de fertilidad logren quedarse embarazadas, disminuyendo los casos de mujeres no fértiles que no consiguen tener hijos.

La pseudociesis parece ocurrir debido a estímulos del sistema neuroendócrino provocados por factores psicológicos. Casos de estrés, ansiedad y/o intensa presión social/familiar podrían actuar sobre el eje hipotálamo-hipófiso-ovárico, desregulando la producción hormonal, lo que llevaría a síntomas semejantes a los del embarazo, como ausencia de menstruación, mareos y aumento de los senos.

Entre las situaciones que ya fueron identificadas como gatillos para embarazos psicológicos, podemos citar:

- Pensar que el marido va a dejarla en caso de que no logre tener un hijo.
- Solitud.
- Depresión.
- Baja autoestima.
- Intensa presión familiar para quedarse embarazada.
- Miedo de quedarse embarazada.
- Abuso sexual durante la infancia.
- Estar pasando por gran estrés emocional.
- Infertilidad en mujeres que quieren mucho quedarse embarazadas.
- Abortos espontáneos en mujeres que todavía no tienen hijos (y que desean tenerlos).
- Proximidad de la menopausia y todavía querer tener hijos.
- Ter una personalidad que no acepta bien críticas ni eventos indeseables.

Para ser pseudociesis la paciente debe creer que, realmente, está embarazada. Personas que simulan un embarazo de forma intencional no se encuadran en este cuadro.

Síntomas del embarazo psicológico

El embarazo psicológico, en algunos casos, puede ser una situación impresionante, con múltiples síntomas de un embarazo real.

pseudociesis

Entre los síntomas de embarazo que la pseudociesis puede producir están:

- Aumento del volumen abdominal.
- Náuseas matinales.
- Ausencia de menstruación.
- Aumento de los senos.
- Producción de leche.
- Sensación subjetiva de movimientos fetales.
- Ganancia de peso.

Hay casos de mujeres que llegan al hospital de urgencia con síntomas de trabajo de parto.

Para saber más sobre los síntomas reales de un embarazo, lea:  PRIMEROS SÍNTOMAS DE EMBARAZO

La pseudociesis suele extenderse durante algunas semanas, pero hay algunos casos que perdura durante meses o años. En algunas mujeres, los síntomas desparecen después del “trabajo de parto”. Las mujeres sienten dolores terribles, como si estuviesen pariendo y después hay una mejora del cuadro. No siempre ellas comprenden lo que ocurrió. Es común oír a la paciente decir que sufrió un aborto o que el hijo fue llevado por Dios.

El embarazo psicológico puede preceder la aparición de alguna otra enfermedad psiquiátrica, como depresión o psicosis.

Diagnóstico del embarazo psicológico

En muchas mujeres, el embarazo psicológico solo presenta una única diferencia en relación a los embarazos reales: la ausencia de un feto en el útero.

Todas las mujeres con síntomas de embarazo deben hacer una prueba de embarazo que consiste en la dosificación de la BhCG, hormona producida por la placenta durante la gestación. Como era de esperarse, mujeres con pseudociesis no producen BhCG y las pruebas de embarazo son negativas.

Para saber más sobre las pruebas de embarazo, lea:

- SÍNTOMAS DE EMBARAZO | PRUEBA DE EMBARAZO.
- PRUEBA CASERA DE EMBARAZO.
- BETA HCG | Hormona del embarazo.

Otro examen que se puede hacer es la ultrasonografía abdominal, que demostrará un útero vacio, probando que no hay ningún embarazo en curso.

En las mujeres que presentan secreción de leche a través de los senos, es importante descartar la presencia del prolactinoma, un tumor de la glándula hipófisis que estimula la producción de prolactina, hormona responsable de la producción de leche.

Tratamiento de la pseudociesis

En general, no es fácil convencer una mujer, que durante meses piensa que está embarazada, de que no está, que lo que tiene es una ilusión creada en la cabeza. Muchas veces la pseudociesis es la válvula de escape que el cerebro encontró para lidiar con las adversidades psicológicas.

No hay un tratamiento establecido para el embarazo psicológico. Habitualmente indicamos el acompañamiento con un psiquiatra, inclusive en los casos en que los síntomas desaparecen espontáneamente.

Este texto fue traducido por Marise Zappa.
Versión en portugués: GRAVIDEZ PSICOLÓGICA | PSEUDOCIESE