Actualizado en 27/02/2014

CÓMO CURAR LA NARIZ TAPADA

La congestión nasal, popularmente llamada nariz tapada, es un síntoma muy común de muchas enfermedades del sistema respiratorio superior. La nariz tapada en sí no es una enfermedad, sino una manifestación clínica de la enfermedad, generalmente rinitis y/o sinusitis.

En este artículo vamos a abordar los siguientes puntos sobre la nariz tapada:

• Qué es la congestión nasal
• Causas de la nariz tapada.
• Tratamiento de la nariz tapada.
• Cómo tratar la nariz tapada en bebés
• Nariz tapada durante el embarazo.

Qué es la congestión nasal

La sensación de nariz tapada se presenta siempre cuando el paso del aire a través de la cavidad nasal está parcial o totalmente bloqueado.

Como la congestión nasal a menudo viene acompañada de coriza, muchas personas creen que la causa de la obstrucción de la nariz es un exceso de moco producido en la cavidad nasal. No es. El moco realmente incomoda tanto, que cuando sonamos la nariz, hay una sensación de mejoría temporal de la congestión. Sin embargo, lo que disminuye el espacio para el paso del aire dentro de la cavidad nasal es un edema (hinchazón) de las mucosas, causado por la inflamación y la dilatación de los vasos sanguíneos de esta región.

Nariz tapada

Es importante subrayar que la coriza es común, pero no siempre está presente en casos de congestión nasal.

La constipación nasal, en la mayoría de los casos, no es un problema grave, pero tiende a ser muy incómodo. El acto de respirar es, en la mayoría de las veces, involuntario e inconsciente. Cuando la nariz está obstruida, la dificultad del aire pasar a través de la cavidad nasal hace con que la respiración pierda estas características, dejando al paciente muy molestado. No es cómodo tener que respirar conscientemente. Sin hablar de los síntomas que pueden acompañarse de la congestión nasal, especialmente en los casos de virus respiratorios, tales como estornudos, picazón en los ojos y la nariz, tos, fatiga, dolor en el cuerpo, etc.

La congestión nasal es, frecuentemente, un mecanismo de defensa de las vías respiratorias. La congestión sirve para reducir el espacio para el flujo de aire, frenando el paso de los estímulos nocivos para el resto de las vías respiratorias. La dilatación de los vasos sanguíneos de la mucosa nasal también sirve para aumentar la fuente de sangre y, consecuentemente, de anticuerpos y células inmunes en la región, ayudando en la lucha contra los gérmenes invasores en las vías respiratorias. El aumento de la producción de moco, caracterizado por la presencia de la coriza, también actúa como una defensa, sirviendo para «lavar» y humidificar la cavidad nasal.

Causas de la nariz tapada

Hay docenas de causas de la congestión nasal. En general, las más comunes terminan siendo derivadas de procesos alérgicos o infecciosos. Virosis respiratorias, tales como gripes y resfriados, y rinitis alérgica son las causas más comunes (léase: RINITIS ALÉRGICA | Síntomas y tratamiento).

Entre las causas y los estímulos que pueden irritar la mucosa de la cavidad nasal y causar congestión nasal, con o sin coriza asociada, podemos citar:

- Sinusitis.
- Ácaros.
- Contaminantes atmosféricos (como humo de cigarrillo).
- Alergia alimentaria.
- Olores intensos.
- Clima seco.
- Alimentos picantes.
- Desviación de tabique nasal
- Uso de cocaína inhalatoria.
- Presencia de un cuerpo extraño en la cavidad nasal (como en los casos de niños que ponen los granos de arroz o frijoles dentro de la nariz).
- Uso excesivo de descongestionantes nasales.
- Adenoides muy grande.
- Pólipos nasales.
- Granulomatosis de Wegener.
- Estrés.

Tratamiento de la nariz tapada en adultos y niños mayores

Para tratar adecuadamente la congestión nasal, es importante entender cuál es la causa. A veces, tratar sólo los síntomas no es suficiente, siendo necesario atacar la causa directamente. En otros casos, no hay lo que hacer en relación a la causa, siendo el tratamiento sintomático la conducta más importante.

Por ejemplo, si tu constipación nasal está siendo causada por humos, olores fuertes, alergia a polvo, comidas picantes, pólipos nasales, cuerpos extraños, etc., es necesario alejar al paciente de estos estímulos para destapar la nariz. No sirve de nada llenarlo de remedios para la congestión nasal o probar decenas de tratamientos caseros si el estímulo que está causando los síntomas permanece actuando sobre la mucosa nasal. Lo que se conseguirá, a lo sumo, es un alivio temporal de la obstrucción nasal.

Por otro lado, cuando la congestión nasal está siendo provocada por una virosis respiratoria, no hay lo que hacer directamente con la infección. Lo ideal, en estos casos, es intentar amenizar los síntomas mientras esperamos algunos días hasta el virus ser totalmente controlado por nuestro sistema inmunológico.

a. Tratamiento casero para la nariz tapada

En muchos casos, el tratamiento de la congestión nasal no requiere ninguna medicación. Algunas medidas sencillas pueden ayudar a mejorar los síntomas. En general, el tratamiento casero se basa en el trípode: humedecer, lavar y diluir.

Para lograr mejores resultados, sugerimos una limpieza frecuente de la cavidad nasal con solución salina, la ingestión abundante de agua para ayudar a diluir el moco y la utilización de humidificadores o nebulizadores para evitar que el aire respirado permanezca seco. Los baños calientes durante mucho tiempo son una opción para
aquellos que no tienen un nebulizador en casa. Evite permanecer en lugares con calefacción o aire acondicionado porque ellos resecan mucho el aire y las mucosas, causando irritación y empeoramiento de la congestión nasal. No indicamos el uso de Vick Vaporub o cualquier otra solución que contiene olores fuertes.

Evite baños de piscina durante las crisis pues el cloro contenido en el agua puede irritar la mucosa nasal y perpetuar los síntomas.

Por la noche, use dos almohadas o cualquier otro método para mantener la cabeza un poco más arriba, facilitando la respiración. Cuidado para no forzar el cuello y despertar al día siguiente con un gran tortícolis.

b. Tratamiento con medicamentos para la nariz tapada

Cuando los síntomas están muy intensos, perturbando las actividades diarias y/o el sueño del paciente, algunos medicamentos pueden ser usados. Los antihistamínicos ayudan bastante ya que también atacan otros síntomas de la virosis y, como causan somnolencia, ayudan el paciente a dormir mejor durante la noche.

Los descongestionantes nasales pueden ayudar en casos seleccionados. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no deben ser utilizados por tu cuenta por más de 3 días seguidos, porque causan un efecto rebote cuando el tiempo de acción acaba, haciendo que el paciente, que ya se sentía mejor, vuelva a tener una nariz congestionada. Algunas
personas que abusan de los descongestionantes nasales se convierten en dependientes de ellos, desarrollando rinitis crónica que sólo se alivia con el uso constante de estos remedios.

En pacientes con rinitis o sinusitis frecuente, el uso de corticoides en spray nasal, como fluticasona, puede ayudar en la prevención de nuevos episodios futuros. Si sufres constantemente con la nariz tapada, consulte a tu médico sobre esta opción.

Cómo tratar la nariz tapada en bebés

La congestión nasal es más problemática en los bebés que en los adultos porque los bebés prefieren respirar por la nariz, mientras que nosotros los adultos conseguimos respirar por la boca sin mayores problemas. Otro agravante es el hecho de que las vías nasales de los bebés tienen un calibre muy pequeño, bloqueándose fácilmente. Para completar el cuadro, los bebés no saben cómo hacer para sonar la nariz y, por lo tanto, no entienden lo que se pasa, no consiguen el alivio temporal que puede proporcionar el acto de sonar la nariz.

Para mejorar los síntomas del bebé, se pueden utilizar tratamientos caseros descritos anteriormente. Si no estás seguro (a) en cuanto a la forma correcta de lavar las vías nasales con solución salina, pide al pediatra para mostrarte cómo hacerlo. Evitar ambientes secos y utilizar nebulizadores solamente con solución salina para humidificar el aire respirado son de gran ayuda. Cuándo utilizar humidificadores de ambiente, cuidado para no dejar la habitación del bebé demasiadamente húmeda.

Existen en el mercado algunos aspiradores nasales de goma que ayudan a eliminar la mucosidad. Sin embargo, no siempre es fácil de usarlos porque muchos bebés simplemente no dejan que algo sea introducido, aunque superficialmente, en las vías nasales. Si tu bebé permite, ellos son de gran ayuda.

Mantenga el bebé bien hidratado, ofreciendo el pecho con más frecuencia. El movimiento de mamar puede ayudar a movilizar las secreciones en las vías aéreas superiores.

A la hora de dormir, trate de mantener la cabecera un poco más alta, porque si el bebé se queda totalmente acostado a cero grado, tendrá dificultad para dormir. No se indica el uso de remedios para destapar la nariz en niños pequeños.

Nariz tapada durante el embarazo

Por increíble que parezca, el embarazo es una causa común de congestión nasal. Una en cada 3 embarazadas pasa el embarazo teniendo que lidiar con la nariz constantemente tapada. Se cree que las variaciones hormonales y hemodinámicas que el cuerpo de la gestante sufre son la causa del aumento de la circulación sanguínea en la mucosa nasal, haciéndola más túrgida y propensa a causar obstrucciones. Este problema es llamado rinitis del embarazo. A diferencia de la rinitis causada por alergias y virosis, la rinitis del embarazo no presenta otros síntomas, tales como estornudos, picazón de ojos, picores en la cara, cansancio, etc.

El tratamiento de la congestión nasal en embarazadas es igual al que de la población en general, excepto el tratamiento con la medicación, que debe evitarse tanto como sea posible durante el embarazo.

Este texto fue traducido por Marise Zappa.
Versión en portugués: NARIZ ENTUPIDO